Seguros Vida

SEGURIDAD ANTE LOS ACONTECIMIENTOS INESPERADOS

Los seguros de vida proporcionan seguridad ante los acontecimientos inesperados de la vida. La familia cuenta con la protección suficiente ante el fallecimiento de la persona asegurada o también por una invalidez del asegurado que no le permita seguir realizando su trabajo y obtener así los ingresos adecuados para continuar manteniendo el nivel de renta familiar.

Los seguros de vida se posicionan como un resguardo familiar frente al fallecimiento del cabeza de familia, pudiendo reservar a sus miembros una cuantía económica que les servirá de ayuda en otras etapas de la vida en las que no pudieran afrontar diversos gastos (hipotecas, estudios, etc.). Los beneficiarios tendrán acceso a múltiples beneficios así como el mismo asegurado en el caso de invalidez.

Para las familias que tienen hijos pequeños a su cargo, así como para aquellas personas que tienen a su cargo hijos discapacitados o con alguna traba que les impida valerse por sí mismos, el seguro de vida les permite garantizar que, tras su falta, van a seguir contando con una ayuda económica que les permita desarrollar su vida normalmente.

Existen diferentes modalidades en el seguro de vida, de modo que en función de sus necesidades unos seguros se ajustan mejor que otros. Pregúntenos y le asesoraremos para ofrecerle el seguro que mejor se adapta a sus necesidades.
También contamos con seguros específicos para militares, policías, deportistas de élite, diabéticos,…

Ya tengo un seguro de vida con la hipoteca

¿Sabes a quién protege tu «Seguro de Vida»? ¿Al banco o a ti?

Los «Seguros de Vida» contratados con la hipoteca, en la mayoría de los casos, sólo cubren el pago de la vivienda. De esta forma, si te ocurriera algo, la entidad bancaria queda protegida. Pero, ¿sabes con seguridad qué te cubre? ¿Realmente estas dejando libre de cargas a tu pareja o familia?

¿El seguro de vida no es solo para ricos?

No, no es solo para ricos. Generalmente, todos aseguramos nuestros bienes y objetos de valor (la casa, el coche, electrodomésticos,…) Entonces, ¿por qué no asegurar el futuro de tu familia? ¿No es la vida el bien más valioso que tenemos? La realidad es que tu vida vale mucho y un seguro de vida vale muy poco. De hecho, menos que un café al día.

Ya tengo suficiente patrimonio

Tienes un patrimonio que seguramente te ha costado muchos años y mucho esfuerzo conseguir. Pero, ¿qué pasaría en caso de invalidez o fallecimiento? Sin tu sueldo de cada mes, el patrimonio que tanto te costó conseguir, empezaría a reducirse poco a poco. Con tantos ingresos de menos y tantos gastos de más, en poco tiempo el nivel de vida de tu familia podría verse alterado.

Yo no necesito un seguro de vida

Se puede pensar que no se necesita un seguro de vida, que si no eres tú, será tu pareja quien pueda sacar adelante a vuestra familia. Pero, ¿y si no fuese posible? Un seguro de vida no es tan caro como para arriesgar tanto: la seguridad de una familia, la estabilidad económica familiar,…

imagen-familia